Salud Quiropráctica, tu Centro Quiropráctico

Alzira  - Reus  - Tarragona  - Torrent  - Valencia ES

BUENOS HABITOS PARA UNA VIDA SALUDABLE

BUENOS HABITOS PARA UNA VIDA SALUDABLE

Escrito por Salud Quiropractica el 18/07/2017 en la categoria General

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define la salud como “un estado de completo bienestar físico, mental y social”, lo cual lleva este concepto más allá de la existencia o no de una u otra enfermedad. No solo es llevar una vida sana, hay que entender un estilo de vida saludable, en el cual, incluye la alimentación, el ejercicio físico, la prevención de la salud, el trabajo, la relación con el medio ambiente y la actividad social.

A continuación consejos para unos buenos hábitos:

 Dieta equilibrada: una alimentación saludable y equilibrada, consiste en incluir todos los alimentos que conforman la pirámide nutricional, atendiendo a las proporciones adecuadas y a la cantidad suficiente (no rebasar el este límite) para mantener las necesidades nutricionales del organismo en función del consumo energético que éste realiza con la actividad diaria. Por ejemplo, el valor energético diario incluido en la dieta debe estar entre 30-40 kilocalorías por hilo de peso. Los hidratos de carbono sólo deben ocupar un 50-55% de los nutrientes, con no más de un 10% de azúcares simples. Las grasas han de ser un 30% del valor energético total, repartiéndose del siguiente modo: un 15-20% de grasas mono-insaturadas, un 5% de poliinsaturadas y no más de un 7-8% de saturadas. Las proteínas consumidas no deben superar el 10% de la dieta. Finalmente, se debe aportar al organismo unos 20-25 gramos de fibra vegetal.
– Hábitos tóxicos: el tabaco, el alcohol y las drogas son hábitos muy agresivos para el cuerpo e inciden de forma muy negativa sobre la salud. Podríamos incluir en el alcohol, exclusivamente al vino o la cerveza, de los que incluso se recomienda el consumo del equivalente a una copa diaria.
– Ejercicio físico: Otro pilar fundamental para llevar una vida saludable es realizar 30 minutos diarios de actividad física, siendo suficiente caminar a paso rápido durante este tiempo. Simplemente esto nos permite quemar las calorías sobrantes y fortalecer músculos y huesos, ayudando a controlar la tensión arterial, el colesterol y los niveles de glucosa en sangre, incluso contribuye a la eliminación del estrés para una mejora en la calidad del sueño, y sobre todo subir la autoestima y satisfacción personal. Simplemente realizar la actividad de 30 minutos diarios supone un empujón enorme a tu salud. Así que Olvídate del sedentarismo y empieza a subir escaleras, o por ejemplo ir al trabajo andando o en bici (si puedes). Evita todo lo que sea estar sentado sin hacer nada y ¡sal a la calle a moverte!.

– Higiene: es muy importante mantener una buena higiene para evitar todo tipo de infecciones, problemas dentales o dermatológicos. No se considera higiene únicamente al aseo y limpieza del cuerpo, sino también se incluye el ámbito doméstico.

    Os comentamos:
  • Productos tóxicos: estamos expuestos a muchísimos productos diariamente o de manera puntual, y puede resultar un serio riesgo para la salud y organismo. Por ejemplo, la contaminación ambiental de las ciudades está considerado como uno de los factores de riesgo más importantes para la salud.
  • Equilibrio mental: debemos mantener un estado emocional y psicológico estable, para mantener y desarrollar las capacidades cognitivas, las relaciones sociales y el afrontamiento de los retos personales y profesionales de la vida diaria. Uno de los factores que nos repercute para una vida saludable es el estrés, el cansancio, la irascibilidad junto con la ansiedad, estos signos nos indican que el estado mental no es del todo saludable.
  • Actividad social: las relaciones sociales son un aspecto fundamental para la salud del ser humano y, sobretodo, para un envejecimiento saludable. Aislarse socialmente sólo nos lleva a un deterioro paulatino de las capacidades físicas y mentales que poseemos.

– Aprender a cocinar: éste el segundo paso para comenzar a comer bien y llevar vida saludable. La importancia de la manera en que se cocina los alimentos actúa directamente en nuestra dieta. Sería conveniente conocer las diferentes técnicas culinarias como por ejemplo el cocinado al vapor, a la plancha, a el papillote o al horno, ya que de estas formas la dieta va a ser muchísimo más saludable.

– Bebe agua y limita el consumo de refrescos: uno de los grandes lastres de la dieta es la cantidad de calorías que bebemos. El agua debe ser la bebida principalmientras que refrescos y el alcohol deben ser bebidas esporádicas, para tomarlas puntualmente. Si somos capaces de asimilar este hábito, tenemos mucho ganado.

Como veis, estos son unos hábitos saludables fáciles de seguir, únicamente tenemos que prestar un poco de atención. Debemos empezar, seguirlos y mantenerlos.

Si quieres, puedes, ¡Eso tenlo claro! Una vez esté interiorizado, cogerás buenas costumbres.

Los buenos hábitos para una vida saludable no son más que la repetición diaria de una actitud y de una disciplina. El mejor día para empezar a cambiar tus hábitos, es hoy. Si te detienes a pensar en todo el tiempo que toma cambiar un hábito, es probable que no lo hagas, lo importante es estar decidido y comenzar hoy mismo.

Imágenes de la noticia

  • BUENOS HABITOS PARA UNA VIDA SALUDABLEdata-caption=

Los testimonios

Podeis ver que opinian nuestros clientes, sobre las visitas y los tratamientos realizados. Vereis si ha mejorado su cadidad de vida.

Leer las opniniones de los testimonios

Sigue nuestros consejos de salud.

Regularmente vamos dando información a todos nuestros clientes sobre hábitos saludables en nuestros blog. Sigue nuestro blog "Espacio de Salud" y mejora tu salud, o si lo prefieres, también puedes encontrarnos en las redes sociales, de cada uno de nuestros centros