Salud Quiropráctica, tu Centro Quiropráctico

Alzira  - Reus  - Tarragona  - Torrent  - Valencia ES

El Psoas

El Psoas

Escrito por Salud Quiropractica el 29/05/2017 en la categoria General

El Psoas es un músculo desconocido por la mayoría de nosotros, y es uno de los más importantes y potentes de nuestro cuerpos. Se origina en la vértebra T12 bajando por la parte anterior de la columna  hasta la quinta lumbar (L5), atravesando la pelvis y llegando al fémur, conectando la parte superior e inferior del cuerpo.

Para que os hagáis una idea de lo importante que es, os comentaremos unas cuantas funciones en las que interviene el psoas.

Funciones

  • Estabiliza el tronco y la columna, tanto en movimiento como cuando estás sentado.
  • Tiene importantes funciones en el mantenimiento de los órganos pélvicos, ya que actúa como una bomba hidráulica ayudando a la circulación de la sangre y la linfa.
  • Si necesitas recoger algo del suelo, es el psoas el que se encarga de que te dobles hacia delante.
  • Toma parte en la respiración, ya que está conectado al diafragma y a otros músculos de la cadera mediante fascias.
  • Te permite acercar las piernas y la cadera al pecho para correr, subir escaleras o andar.

 

Un psoas sano estabiliza la columna vertebral y proporciona apoyo a través del tronco, formando además un buen estante para los órganos abdominales, y transfiere el peso de arriba abajo, transmitiendo flujos energéticos en ambas direcciones. Es importante conocer tu cuerpo y saber si tu psoas está tenso y se ha acortado o si, por el contrario, se ha estirado demasiado y se ha debilitado, en cuyo caso no necesita estirarse más sino fortalecerse.

 

¿Cómo puedo saber si mi psoas está desequilibrado?

 

Si este está acortado, puede que notes dolor en la parte baja de la espalda, en las caderas e ingle. Está causado por la compresión que hay entre las vértebras de la zona lumbar y el músculo, por ello con los ajustes quiroprácticos ayudaríamos  a aliviar este tensión.

A parte del dolor que os hemos descrito un psoas acortado puede conllevar a:

  • Dolor en las rodillas: cuando sin causa aparente aparece dolor en esta zona, puede que el problema venga de la tensión de este músculo produciendo que el fémur se adentre demasiado en la articulación de la cadera impidiéndole realizar la rotación idónea.
  • Diferencias en la longitud de las piernas: cuando éste esta tenso provocará que tu pelvis gire hacia delante, creando una rotación interna en la pierna del lado afectado. Para compensar esto, la otra pierna rotará externamente en un intento de recuperar el equilibrio. Esto hará que la pierna afectada esté aún más larga y en cada paso que des, la cabeza del fémur se meterá más en la cadera, generando una diferencia en la longitud de ambas piernas.
  • Dificultad respiratoria: si éste está en tensión puede provocar que la caja torácica esté adelantada lo que dará lugar a una respiración más superficial que no permite que entre todo el oxígeno necesario. Esto provoca un uso excesivo de los músculos del cuello en la respiración.
  • Cansancio: al respirar de manera correcta, el diafragma se mueve y el psoas realiza un suave masaje a estos órganos, estimulando la circulación sanguínea. Al desequilibrarse el músculo, también lo hacen los riñones y las glándulas suprarrenales, causando cansancio físico y emocional. Si lo tienes contraído de forma crónica, le está indicando a tu organismo que está en peligro constante; así las glándulas suprarrenales se agotan por una excesiva estimulación y se produce una ralentización de las funciones del sistema inmune.
  • Dificultades para el movimiento intestinal: al estar tenso, este músculo puede impedir que la sangre fluya con normalidad y que los impulsos nerviosos no se transmitan como deben. Además produce que el torso se acorte y disminuya el espacio para los órganos internos. Esto tiene repercusiones en la absorción de la comida y en la eliminación de las sustancias de desecho, pudiendo producir estreñimiento y disfunciones sexuales.

 

Consejos para un psoas más saludable

  • Evita estar sentado durante periodos largos de tiempo.
  • Evita las rutinas de deporte extremo.
  • Haz ejercicios de flexibilidad y resistencia, son muy buenos para las fascias y para fortalecer el psoas.
  • Visita a tu quiropráctico. Él te ayudará a aumentar el rango de movimiento a la vez que libera la tensión del psoas y mejora tu postura.

 

Nicolas G. Petit, DC

Rambla Nova 92 2-2

43001 – Tarragona

977241955

Visite nuestro Facebook para conocer todas nuestras promociones para realizar su cuidado Quiropráctico

Imágenes de la noticia

  • El Psoasdata-caption=

Los testimonios

Podeis ver que opinian nuestros clientes, sobre las visitas y los tratamientos realizados. Vereis si ha mejorado su cadidad de vida.

Leer las opniniones de los testimonios

Sigue nuestros consejos de salud.

Regularmente vamos dando información a todos nuestros clientes sobre hábitos saludables en nuestros blog. Sigue nuestro blog "Espacio de Salud" y mejora tu salud, o si lo prefieres, también puedes encontrarnos en las redes sociales, de cada uno de nuestros centros