Salud Quiropráctica, tu Centro Quiropráctico

Alzira  - Reus  - Tarragona  - Torrent  - Valencia ES

SÍNDROME PIRAMIDAL, “LA FAMOSA FALSA CIÁTICA”

SÍNDROME PIRAMIDAL, “LA FAMOSA FALSA CIÁTICA”

Escrito por Salud Quiropractica el 22/03/2017 en la categoria General

El síndrome piramidal se suele desencadenar  ya que el músculo piriforme o piramidal, es un músculo que tiende a la hipertrofia y endurecimiento.

Éste síndrome a menudo es diagnosticado como una ciática, y ello es porqué se produce cuando el músculo piriforme se tensa, presionando de esta manera al nervio ciático y resultando los síntomas relacionados con el nervio irradiados hacia el glúteo y pierna.

Para el tratamiento de este padecimiento es importante descartar otras afecciones, ya que este tipo de dolores (los asociados con la inflamación de músculo piramidal), están directamente relacionados con varios órganos.

¿Por qué se suele confundir el síndrome piramidal con una ciática?

El síndrome piramidal , se suele llamar también “falsa ciática”, porque aparecen los mismos síntomas que cuando sufrimos una ciática, pero no es causado por una afectación de este nervio a nivel de la columna vertebral.

Por las características y anatomía de este músculo, el piramidal se encuentra relacionado con distintas estructuras, entre ellas el nervio ciático. De esta forma, si el espasmo del músculo comprime al nervio da una serie de síntomas  que pueden confundirse con la ciática.

¿Cómo se pueden diferenciar estas dos patologías?

El quiropráctico nos realizará una serie de pruebas para confirmar o descartar el síndrome piramidal, entre ellas:

  • La maniobra de Lasègue en una lumbociática casi siempre es positiva, es negativa en el síndrome piriforme.
  • Las radiografías lumbares suelen aparecer patológicas en las ciáticas clásicas, sobre todo a nivel discal y de degeneración; en el síndrome del piramidal no.
  • Para que haya ciática tiene que haber una hernia a nivel lumbar que comprima la raíz, (si no la comprime no generará ciática).
  • El dolor aparece al separar las piernas.

¿Qué síntomas podemos notar?

Los síntomas relacionados con este síndrome son dolor, entumecimiento u hormigueo en la parte posterior de la pierna. A veces, estos síntomas relacionados con el nervio ciático pueden ser sordos y constantes y en otros momentos pueden ser agudos. Una sensación de opresión o un dolor profundo en la región de los glúteos también es común. En los casos más significativos, puede haber debilidad en las piernas. Una disfunción del músculo piriforme puede estar acompañada de dolor en la ingle, abdomen y el muslo en el interior.

¿Qué motivos pueden desencadenar el síndrome piramidal?

Unas de las causas posibles por las que se da esta patología, son las siguientes:

  • Hiperpronación del pie.
  • Al realizar ejercicio: entrenamientos mal realizados (mala recuperación del músculo=contractura), o sobrecargados.
  • No realizar estiramientos
  • Al correr: sobrecarga en el entrenamiento o correr en suelos demasiados duros
  • Por sobrecarga aguda, por ejemplo al evitar una caída.
  • Las posturas forzadas: permanecer de pie apoyados sobre un solo pie, sentarse con las piernas cruzadas, sentarse sobre un solo pie.
  • Conducir coche: por la sobrecarga mantenida de la cadera en flexión y abducción (piernas separadas).
  • Un traumatismo: caídas, fracturas de fémur, etc. o directamente al golpearse la nalga sobre el músculo piramidal, con un objeto duro.
  • Infecciones (és un músculo “papelera”, es decir, tiene tendencia a almacenar todas las toxinas y desechos que pasan por él)
  • Tener escoliosis, una pierna más larga que la otra, torsión de la pelvis, desequilibrio muscular, malformaciones óseas de la pierna

¿Qué debemos hacer en caso de padecerlo?

Lo primordial cuando se da el síndrome piramidal es minimizar la actividad agravante:

  • Evitar sentarse en sitios bajos
  • Evitar caminar cuesta arriba y escaleras.
  • Evitar  actividades tales como montar en bicicleta estática reclinada ya que esta posición pone el músculo piriforme en estiramiento.
  • Evitar sentarse con las rodillas más altas que las caderas (usar una cuña de asiento puede ser útil para evitar esta posición)

¿Cómo nos puede ayudar nuestro quiropráctico? 

Un examen físico que incorpora pruebas ortopédicas y neurológicas regionales ayuda al quiropráctico a determinar el origen de los síntomas. Rayos X o incluso de imágenes de resonancia magnética pueden ser a veces necesario llegar a un diagnóstico preciso.

Los ajustes quiroprácticos indicados y la participación directa del paciente en el proceso de recuperación es muy importante para el éxito del tratamiento quiropráctico. En el tratamiento además se incluyen ejercicios , y asesoramiento sobre las actividades diarias.

Además tras haber conseguido esa mejoría, la continuidad del tratamiento como mantenimiento es primordial para un bienestar; y mucho más teniendo en cuenta que este “mal” suele ser muy frecuente en atletas y deportistas, que en muchos casos lo que quieren es, tras su mejoría  continuar al mismo ritmo al que lo hacían.

Nicolas G. Petit, DC

Rambla Nova 92 2-2

43001 – Tarragona

977241955

Visite nuestro Facebook para conocer todas nuestras promociones para realizar su cuidado Quiropráctico

Imágenes de la noticia

  • SÍNDROME PIRAMIDAL, “LA FAMOSA FALSA CIÁTICA”data-caption=

Los testimonios

Podeis ver que opinian nuestros clientes, sobre las visitas y los tratamientos realizados. Vereis si ha mejorado su cadidad de vida.

Leer las opniniones de los testimonios

Sigue nuestros consejos de salud.

Regularmente vamos dando información a todos nuestros clientes sobre hábitos saludables en nuestros blog. Sigue nuestro blog "Espacio de Salud" y mejora tu salud, o si lo prefieres, también puedes encontrarnos en las redes sociales, de cada uno de nuestros centros