Salud Quiropráctica, tu Centro Quiropráctico

Alzira  - Reus  - Tarragona  - Torrent  - Valencia ES

  • Dolor de cuello, hombros, brazos y espalda

    Las dolencias de cuello, hombros, brazos y espalda pueden ser el resultado de un golpe, accidente o la distensión de un músculo al llevar demasiado peso o al practicar deporte. Sin embargo, muchos dolores en estas partes del cuerpo tienen su origen común en las cervicales.

    Las cervicales: culpables del dolor

    Las cervicales son muy importantes, ya que son la zona más frágil de la columna: sujetan la cabeza, que pesa entre 4 y 8 kilos mientras permiten la rotación de la misma. Entre las cervicales pasan todos los nervios que atraviesan el hombro y el brazo hasta llegar a la mano. Es decir, cualquier desplazamiento cervical puede provocar dolor o incapacidad funcional en estas partes del cuerpo.

    Son muchos los factores que provocan desplazamientos vertebrales en las cervicales (subluxaciones): las malas posturas al dormir, las malas posiciones en el trabajo (cabeza inclinada hacia delante cuando estamos delante del ordenador, cuando colocamos el teléfono entre la oreja y el hombro), los malos gestos (levantando peso o practicando deporte), los accidentes de tráfico o el estrés.

    Como resultado de ello mucha gente llega a perder la curva natural del cuello, provocando irritaciones nerviosas, dolores de cuello, hombro o brazos, así como artrosis cervical (desgaste en las vértebras).

    Dolor de cuello, hombros, brazos y espalda

    Dolor de cuello

    Muchas veces el dolor de cuello viene provocado porque los músculos deben trabajar en exceso para compensar la pérdida de la curvatura normal de las vértebras. Los músculos se tensan y nos producen dolorosas contracturas musculares. Los masajes o los antiinflamatorios sólo enmascaran los síntomas, aliviándolos de forma temporal. La quiropráctica reposiciona las vértebras tratando la causa del problema y evitando que el dolor vuelva a aparecer.

    Dolor de hombro

    Hay varios problemas causados por inflamaciones de esta articulación (tales como tendinitis, capsulitis, síndrome del hombro congelado, dislocaciones o fracturas, etc.).
    Estos problemas vienen derivados por una mala alineación del hombro, lo cual provoca pinzamientos en nervios y tendones. Por ello es recomendable acudir al doctor en Quiropráctica antes de recurrir a una operación o a infiltraciones, ya que en la gran mayoría de los casos sólo se trata de un dolor irradiado, es decir, procedente de una irritación nerviosa (pinzamiento nervioso o subluxación) en la zona cervical o dorsal.

    Dolor de codo

    El dolor de codo muchas veces está asociado al conocido como "codo de tenista", causada por una inflamación de los tendones. Los ajustes quiroprácticos específicos ayudan a la recolocación de la articulación ya que en la mayoría de los casos se trata de un problema de compresión del nervio a nivel cervical.

    Dolor de muñeca

    Cuando sentimos entumecimiento, hormigueo o dolor en la muñeca, a menudo puede tratarle del túnel carpiano. El síndrome del túnel carpiano suele tratarse con cirugía, aunque muchas veces se trata de un problema derivado de las cervicales que provoca una cervicobraquialgia (dolor de brazo). Por ello es importante revisar la correcta alineación de las cervicales antes de tomar medidas irreversibles que podrían provocar fibrosis u otro tipo de complicaciones.

    No obstante, en caso de tratarse realmente de un Síndrome de Túnel Carpiano, el doctor en quiropráctica posee los conocimientos necesarios para devolverle el equilibrio y alineación correcta a los huesos de la muñeca, eliminando el pinzamiento en el nervio mediano causante de la dificultad en el movimiento de la muñeca y del dolor.

  • Hernia discal

    La hernia discal ocurre cuando el disco intervertebral es comprimido entre dos vértebras, saliendo de su localización y presionando la raíz del nervio o la médula espinal, produciendo lesiones neurológicas. Dependiendo de la localización de la hernia, puede acarrear diferentes síntomas, destacando el dolor, alteraciones en la sensibilidad o dificultades para caminar:

    • Cuando la hernia discal afecta a los discos lumbares, los síntomas pueden ser dolor de espalda, pérdida de fuerza u hormigueos.

    • Si la hernia discal o protrusión afecta a un disco cervical, los síntomas más comunes son los dolores de cuello, de cabeza, mareos, pitidos en los oídos, pérdida de fuerza u hormigueos.

    Hernia discal

    La solución Quiropráctica

    La Quiropráctica no se contenta con aliviar el dolor producido por la hernia discal, sino que ayuda a regenerar el disco tratando el origen del problema. Evitando que el dolor vuelva a surgir o empeore.

    Los ajustes quiroprácticos específicos corrigen las desviaciones vertebrales responsables del dolor, mejorando la salud de la columna vertebral de manera natural, segura, sin el uso de cirugía o fármacos y, por tanto, libre de riesgos o efectos secundarios.

    Sin estas correcciones, probablemente el único remedio a largo plazo sería la cirugía. No obstante, siempre debería ser el último recurso ya que toda operación quirúrgica conlleva sus riesgos. Hay que tener en cuenta que la operación es irreversible: una vez operado, no hay vuelta atrás. Por ello, cada vez más médicos opinan que estas cirugías deberían emplearse, únicamente, cuando otras terapias han fracasado.

    Si ya ha sido operado de una hernia discal, es especialmente recomendable visitar un quiropráctico para ayudarle a prevenir futuras degeneraciones de otros discos. El doctor en quiropráctica examinará cada una de las vértebras, asegurando su correcta alineación para evitar futuras hernias de disco.

  • Artrosis

    La artrosis también puede ser conocida como la "oxidación" de las articulaciones. Consiste en el desgaste del cartílago que forma parte de las articulaciones y que está asociado al proceso de envejecimiento.

    Este desgaste del cartílago que recubre la superficie del hueso provoca dolor y rigidez en las articulaciones. Se trata de un proceso degenerativo muy lento, por lo que puede tardar más de 10 años en mostrar sus efectos, e incluso más en producir dolor.

    En el caso de la columna vertebral, si las vértebras no se mueven correctamente debido a una mala posición o subluxación, la vértebra es más vulnerable a sufrir un desgaste.

    Artrosis

    En el caso de la artrosis ya establecida, el doctor en quiropráctica corregirá la mala posición de las articulaciones, devolviéndoles la movilidad y evitando que el problema empeore.

    Como prevención, el doctor quiropráctico detectará y corregirá los desplazamientos vertebrales, evitando que el proceso de desgaste se inicie. Es por ello que el cuidado quiropráctico da más años a la vida y más vida a los años.

  • Ciática y dolor de piernas

    El dolor del nervio ciático consiste en un dolor que nace en la espalda baja y que se propaga hacia las nalgas y las piernas. Se produce por una irritación del nervio ciático, que comienza con un pinzamiento nervioso en la zona lumbar, en la unión entre los nervios que se encuentran en la cuarta vértebra lumbar y el tercer segmento sacro.

    La solución Quiropráctica

    Los antiinflamatorios, los relajantes musculares o las infiltraciones sólo esconden el dolor de ciática durante un tiempo, sin llegar a solucionar el problema que lo causa. La Quiropráctica no se contenta únicamente con aliviar el dolor, sino que busca y trata el origen del problema, evitando que éste vuelva a aparecer o que empeore.

    Los ajustes quiroprácticos corrigen las desviaciones vertebrales responsables de la irritación del nervio ciático, mejorando la salud de toda la columna vertebral y eliminando los molestos dolores en las piernas. Esto repercute en un sistema nervioso más saludable, fortaleciendo nuestro organismo.

    Ciática y dolor de piernas
  • Lumbalgia

    La lumbalgia es conocida familiarmente como lumbago o dolor de lumbago y afecta al 80 % de la población en algún que otro momento de su vida (según datos de la OMS).

    Cuando uno está "enganchado" se habla de lumbalgia aguda. El dolor se asocia a contracturas musculares fuertes, limitando la movilidad de la espalda e incluso otras partes del cuerpo. Puede estar desencadenado por el esfuerzo físico, los malos hábitos posturales o el sobrepeso, aunque muchas veces ocurre sin circunstancias particulares.

    Cuando el dolor lumbar perdura durante semanas o incluso meses se habla de lumbalgia crónica. Su presencia indica a menudo un problema vertebral o discal subyacente.

    La solución Quiropráctica

    Lumbalgia

    Los antiinflamatorios y los relajantes musculares sólo esconden el dolor durante un tiempo, sin llegar a solucionar el problema que lo causa. La Quiropráctica no se contenta únicamente con aliviar el dolor, sino que busca y trata el origen del problema, evitando que éste vuelva a aparecer o que empeore.

    Los ajustes quiroprácticos específicos corrigen las desviaciones vertebrales responsables del dolor y mejoran la salud de la columna de una manera natural, segura, sin el uso de cirugía o fármacos y, por tanto, libre de riesgos o efectos secundarios.

    Otra ventaja es que al tratar el problema lumbar, toda la columna vertebral se encuentra más equilibrada. Por consiguiente el sistema nervioso funciona mejor, lo cual repercute favorablemente sobre todo el organismo y la salud.

  • Escoliosis

    La escoliosis consiste en una curvatura anormal de la espalda, que en lugar de seguir una línea recta toma forma de S o de C. Se suele detectar entre los 8 y los 18 años, más en las chicas, aunque puede producirse a cualquier edad.

    Cabe destacar que en el 70% la causa de la escoliosis es desconocida, mientras que en el 10% de los casos es congénita y en un 20% aparece provocada por malas posturas.

    Entre las soluciones tradicionales para corregir la curvatura de la columna nos encontramos con corsés, ejercicios y terapias de rehabilitación intensiva, los cuales parecen ser poco efectivos.

    El mayor error que podríamos cometer es dejar que una escoliosis evolucione, ya que puede terminar por deformar la columna, afectando incluso a órganos vitales. El objetivo del doctor quiropráctico es el de devolverle a la columna su posición correcta, aliviando el dolor de espalda asociado a la escoliosis.

    Escoliosis
  • Dolor de cabeza y migrañas

    Se estima que aproximadamente una cuarta parte de la población padece dolores de cabeza de manera regular. No obstante, el dolor siempre es una señal de alarma de que algo no va bien en nuestro organismo. Las causas son diversas, siendo la más común la sobrecarga del sistema nervioso, también conocida como estrés.

    Dolor de cabeza por tensión o estrés

    Se produce cuando la columna vertebral pierde su curvatura natural. Existen diferentes causas, tanto físicas, como emocionales o químicas.

    Para compensar este desajuste en las cervicales y mantener la cabeza en una posición normal, los músculos del cuello trabajan en exceso, llegando a crear fuertes contracturas.

    Además, estos problemas cervicales pueden provocar, a largo plazo, un desgaste vertebral, como por ejemplo artrosis cervical e incluso una hernia discal. Es muy importante no enmascarar las molestias con pastillas, sino tratar la causa del problema.

    Dolor de cabeza y migrañas

    Migraña

    Consiste en un dolor punzante, normalmente localizado en un lado de la cabeza, frecuentemente se agrava con la luz y viene acompañado de náuseas y vómitos.

    La migraña se produce a consecuencia de una constricción de los vasos sanguíneos de la cabeza, siendo la dilatación posterior de éstos lo que produce el dolor. A pesar de que existe un terreno de predisposición hereditario, las migrañas no son normales y se tienen que tratar debidamente.

    A menudo se piensa que las migrañas se deben a factores como la menstruación, la ingestión de ciertos alimentos o problemas de hígado, cuando en realidad éstos sólo revelan problemas latentes. Las personas que padecen migrañas, frecuentemente sufren un trastorno espinal que afecta a la parte del sistema nervioso que controla la función de los vasos sanguíneos. Para detectarlo y, poder tratarlo, se recomienda llevar a cabo una revisión quiropráctica de la columna vertebral.

    El dolor producido por las migrañas se aliviará al corregir el mal funcionamiento de la columna vertebral que afecta la parte del sistema nervioso que controla la dilatación y constricción de los vasos sanguíneos de la cabeza. Recuerda siempre que no es normal padecer un dolor de cabeza.

  • Fibromialgia

    La fibromialgia es un enfermedad que afecta sobre todo a mujeres y cuya mayor característica es el dolor por diferentes partes del cuerpo, cansancio que no mejora con el reposo, insomnio, hormigueos y calambres en brazos y piernas, además que hipersensibilidad en diferentes partes del cuerpo. Se habla de fatiga crónica o fibromialgia cuando los síntomas perduran más de 6 meses.

    Las personas que padecen fibromialgia tienen "puntos hipersensibles" en el cuerpo: cuello, hombros, espalda, caderas, brazos y piernas, y duelen al presionarlos. Suelen tener también otros síntomas.

    Fibromialgia

    La quiropráctica restablece el equilibrio del sistema nervioso, sin medicamentos ni cirugía, reforzando la resistencia del organismo frente a la fibromialgia.

  • Mareos y vértigos

    Las causas de los vértigos suelen ser provocadas por una disfunción en las primeras vértebras cervicales o en las estructuras vestibulares (oído interno). Normalmente esta disfunción puede ser producida por caídas, lesiones, accidentes, latigazos cervicales, etc. o estar relacionada con migrañas y enfermedad de Meniere’s, entre otros.

    Mareos y vértigos

    Al eliminar las interferencias nerviosas a lo largo de la columna, el doctor en Quiropráctica restablece el equilibrio de la columna vertebral, dotando al organismo de una mejor capacidad de adaptación a su medio ambiente, permitiéndole recuperarse de los mareos.

  • Estrés y ansiedad

    Cuando el sistema nervioso está equilibrado, el organismo adquiere una óptima capacidad de resistencia al estrés, la ansiedad y la depresión.

    Es un mal muy común, de hecho, el 80% del gasto de salud pública se destina a tratamientos vinculados con el estrés. Recientes trabajos de investigación ponen de manifiesto que el estrés crónico afecta a todos los sistemas del organismo. Además, un estrés prolongado puede acentuar trastornos como la artrosis, el dolor y la diabetes, así como empeorar el asma, la bronquitis y otros problemas respiratorios.

    Estrés y ansiedad

    El estrés crónico debilita también el sistema inmunitario, favoreciendo los resfriados, la gripe y otras infecciones. Desde hace poco se sabe que el estrés es un factor de riesgo en las enfermedades cardiovasculares. Actualmente, la investigación se interesa por el papel del estrés en el proceso de envejecimiento así como en la génesis del cáncer.

    Para una adaptación eficaz al estrés, es imprescindible que tanto la columna vertebral como todo el sistema nervioso funcionen correctamente. El equilibrar el sistema nervioso, la quiropráctica dota al organismo de una mayor capacidad de resistencia frente al estrés. El cuidado quiropráctico no puede eliminar los problemas que causan el estrés, pero puede ayudar al cuerpo a desarrollar una respuesta más saludable al mismo y a reducir los daños que pudiera causar.

    La quiropráctica es una terapia natural que no utiliza medicamentos ni cirugía, sino que refuerza el organismo frente al estrés.

Sigue nuestros consejos de salud.

Regularmente vamos dando información a todos nuestros clientes sobre hábitos saludables en nuestros blog. Sigue nuestro blog "Espacio de Salud" y mejora tu salud, o si lo prefieres, también puedes encontrarnos en las redes sociales de Facebook y Twitter