Salud Quiropráctica, tu Centro Quiropráctico

Alzira  - Reus  - Tarragona  - Torrent  - Valencia ES

  • Centro Quiropráctico de Tarragona

    Centro Quiropráctico Tarragona

    Aquí teneis los testimonios de nuestro Centro Quiropráctico de Tarragona, como podéis ver, son persona como vosotras, con sus problemas de espada, cervicales o cualquier otra dolencia.

  • Albert

    Durante diez años he sufrido dolor de la espalda causado por hernias discales en L4 y L5. Además de estos dolores de cervicales y lumbares me ha ido afectando a la movilidad. Primero el brazo derecho, quedando sin fuerza y sin poder levantarlo. Luego empezó con el brazo izquierdo, motivo por el que tuve que ser hospitalizado. Y siguió por la pierna izquierda, lo que me impedía conducir más de 20 km, e incluso tenía dificultat al sentarme según el tipo de silla.

    Acudí a varios médicos para consultar, unos me recomendaban operar, otros me decían que esperara y probara con la rehabilitación.

    Fuí a fisioterapeutas, osteópatas, ...y finalment decidí seguir el consejo de unos amigos que vienen al centro y decidí probar con la quiropráctica.

    El resultado, por el momento, ha sido el que mejor me ha ido y hasta el día de hoy puedo volver a hacer coses que ya no podia y los dolores han desaparecido.

  • Alberto

    Tal vez mi historia no sea la mejor para explicar si es posible curarlo todo con la quiropráctica.

    Pero después de dos años de tratamiento con fármacos, 3 resonáncias, visita en más de seis traumatólogos, lo que más se aproxima a mi recuperación es este centro.

    Sufría un dolor nervioso en el pie derecho desde hacía 2 años y llevo viniendo aquí sólo 2 meses.

  • Carme

    Debido a constantes dolores de espalda, lubalgias y contracturas que no se solucionaban ni con analgésicos ni con fisioterápia, decidí probar con la quiropráctica aconsejada por un familiar.

    Llevo a día de hoy 10 sesiones y desde la 3ª sesión noté cambios importantes! he ganado horas de sueño, ya que antes por el dolor me costaba.

    He mejorado en elasticidad, ahora puedo hacer cosas y posiciones que antes no podía! además he aprendido a tener en cuenta la manera de sentarme, cómo debo poner mi espalda y otros pequeños detalles que antes no los tenía en cuenta.

    Creo que es una de las mejores decisiones que he tomado.

  • Mari

    Cuando vine no podía andar debido a un pinzamiento en las lumbares, debido a caidas que tuve y artrosis.

    Estuve 3 meses sin andar. Tengo 46 años y llevo viniendo a los ajustes 4 años y desde el primer ajuste ya pude poner el pie en el suelo.

    Al principio era muy reacia a la quiropráctica ya que no se conoce aquí en España.

    Pero ahora estoy encantada. Gracias a los ajustes puedo andar y llevar una vida normal.

    Ahora estoy en la fase de mantenimiento y desde luego no pienso dejarlo!.

  • Maria Luisa

    Mi madre solía tener muchos problemas tanto de espalda y cervicales como de sinusitis crònica.

    La sinusitis le impedía respirar con normalidad, siempre tenía mocos y la sensación de estar agotada.

    En casa la esterilla formaba parte del mobiliario habitual.

    Todo ello hacía que cada vez se deprimiera más y llorara por todo... estaba hipersensible.

    A través de una compañera de trabajo conocimos el centro y fue una alternativa. Fuimos por probar... Los médicos sólo nos daban la opción de operar y a mi madre eso le asustaba mucho.

    En la primera visita, en el reconocimiento, no nos aseguraron nada, solamente que encontraría una mejoría.

    Al poco tiempo de empezar mi madre se iba encontrando mejor, con menos mucosidad, sin notar dolor en las cervicales y actualment su estado anímico ha cambiado muchisimo.

    Está más alegre y camina con más seguridad.

    A mi madre le ha funcionado y estamos muy contentos con los resultados. Nos parecía y sigue pareciendo un poco caro, pero realmente cuando vemos el cambio en la salud de mi madre, el dinero pasa a segundo plano.

  • Pilar

    Vine al centro quiropráctico después de ir al reumatólogo ya que me dolía mucho el codo izquierdo. a pesar de la gimnásia que el reumatólogo me recomendó, pasaban los meses y el dolor en vez de irse cada vez me dolía más.

    Un domingo paseando mi marido me dijo que había leido que en tarragona había un centro quiropráctico que alivian mucho los dolores.

    Pedimos cita y me hicieron la visita de evaluación y empecé con las sesiones.

    La verdad es que se puede decir que a las 5 sesiones el dolor desapareció.

    No obstante, continuo porqué me encuentro mucho mejor con más vitalidad y menos cansada.

    La verdad recomiendo la quiropráctica pues sin dolor, sin medicamentos me encuentro mucho mejor.

  • Victoria

    Soy enfermera desde hace muchos años y mi profesión, la cual me encanta, me ha obligado y sigue haciéndolo, a trabajar en posiciones incorrectas, a realizar movimientos inadecuados y a estar en pie muchas horas.

    Todo ello, junto a una columna anatomicamente no perfecta, ha supuesto un dolor, que en mayor o menor grado, siempre me ha acompañado, hasta el punto de asumirlo como "normal".

    Pero un dia me quedé sin poder moverme y el dolor era casi insoportable, a pesar de los antiinflamotorios, relajantes, la faja, el calor... en fin, lo que todos conocemos y nos recomendamos. Fué por ello que los médicos me indicarón infiltraciones en la columna, lo cual me causa un gran respeto y temor y no me las hice.

    El destino pusó en ese momento un periodico en mis manos en el que aparecia anunciado el Centro Quiropractico de la Rambla.

    Nadie me había hablado de la quiropractica. Decidí acudir.

    Puedo asegurar y así lo hago a todo el que tiene problemas como el mio, que funciona.

    Jamas, habia sabido lo que es estar sin dolor, pero no solo de espalda: Mis dolores de cabeza se han ido,respiro mejor, instintivamente he aprendido a corregir posturas y a caminar correctamente y me siento bien , porque hasta mi estado anímico es más tranquilo.

    Hace dos años que vengo y que lo recomiendo y se que a otars personas les ha ayudado.

    Tambien sé que , como en todas las profesiones, hay buenos y malos profesionales y puedo decir que yo solo voy a recomendar este centro.

    Los veo trabajar, oigo a los demás pacientes, veo resultados positivos y yo misma soy uno de ellos.

    Por eso hubiese agradecido que alguien antes de todos estos años de dolor me hubiese descubierto esta alternativa.

    Aprovecho para dar las gracias a todos los profesionales de este centro por haberme ayudado y además hacerlo con esa sonrisa que desde que nos abris la puerta hasta que nos vamos, no dejamos de percibir y que forma parte del tratamiento que nos cura el cuerpo y el alma.

    Gracias a todos, de corazón.

    Un saludo para las personas que lean mi testimonio.

  • Virtudes

    Tengo 49 años y conozco el Centro a través de una amiga de mi madre.

    La verdad que dejé pasar mucho tiempo antes de decidirme a venir, y ahora no me arrepiento en absoluto.

    Tenia mucha tensión y dolor en el cuello y hombros, lo que me provocaba dolor de cabeza y una sensación constante de peso en los hombros y se me dormían los brazos durmiendo.

    Tenia mucho dolor de caderas, cuando me levantaba por las mañanas iba con las piernas como un robot.

    También dolor de espalda, sobre todo lumbar.

    Después del examen que me hicieron en la primera visita, me detectaron varias subluxaciones vertebrales y un desequilibrio postural.

    Llevo desde febrero viniendo a los ajustes y tengo que decir que las caderas ya casi no me molestan, los dolores de cabeza son mas espaciados, duermo mejor y el dolor de cuello y hombres ha mejorado y ya casi no se me duermen los brazos.

    Conforme me han ido haciendo los ajustes, mi postura ha cambiado, ando mas derecha y noto que no me tuerzo tanto, (antes tenia la sensación que iba de lado).

    Así que mi experiencia con la quiropráctica es muy positiva y recomendable, y por supuesto pienso seguir con los ajustes, porque la mejoría en mi caso es notable.

    Además, tengo que dar las gracias a los doctores y al personal en general por el buen trato que recibo.

  • Centro Quiropráctico de Valencia

    Centro Quiropráctico Valencia

    Aquí teneis los testimonios de nuestro Centro Quiropráctico de Valencia, como podéis ver, son persona como vosotras, con sus problemas de espada, cervicales o cualquier otra dolencia.

  • Carmen

    Ciatica, hernia y malestar general

    Hola mi nombre es Carmen, y tengo 58 años.

    Desde hace aproximadamente 5-6 años padezco una ciática que me llegaba hasta el pie y me han diagnosticado una hernia de hiato. Esto me provocaba dolores muy fuertes por todo el cuerpo.

    Me dolía el cuello, las piernas las rodillas, los brazos. Tenia malestar y no podía disfrutar como me gustaría de mi vida. Siempre estaba mareada, mi cuerpo no tenia nada de fuerza, siempre con mal cuerpo, angustia y muy decaída.

    Además estos síntomas se acrecentaban debido a una depresión. Así, solo quería estar acostada ya que mi cuerpo tenia mucha flojedad.

    El médico únicamente me receto unas pastillas que estuve tomando durante meses para el dolor, contra los mareos y mis problemas de reflujo digestivos, pero que no solucionaron mi problema.

    Un amigo me recomendó que acudiera a un Doctor en Quiropráctica y por casualidad vi un anuncio en el periódico de la Clínica del Dr. Foucaud.

    Empecé con el tratamiento quiropractico que me recomendó y he seguido todas sus pautas. Durante la primera fase he notado una mejoría pero donde me he encontrado mucho mejor es durante la segunda fase.

    En unos meses estoy mucho mejor, tengo más estabilidad, más flexibilidad, más fuerza en las piernas, camino sin dolor y no tengo mareos.

    Ahora duermo sin problema y estoy más alegre.

    ¡Yo le recomiendo a todos la Quiropráctica!

  • Coco

    Desde que era adolescente he tenido mala salud, especialmente en mi columna vertebral.

    Con catorce años los médicos me hicieron un corsé de escayola a medida para llevar cada noche.

    Más tarde, empecé con más dolores cervicales y lumbares, los médicos me diagnosticaron cifósis.

    Yo trabajaba en la hostelería y tenía que pasar mucho tiempo de pie. Fue una época dura, a penas podía estar sentada, también tenía dolor de cabeza, nunca podía coger peso, nada de hacer deporte y tuve que dejar de bailar. Con toda esta situación, tomaba muchos medicamentos, también intenté nadar aunque mi salud seguía sin mejorar.

    El golpe que más me dolió fue cuando los médicos me comunicaron que tenía una disfunción en los ovarios y la única opción para quedarme embarazada era la inseminación.

    Desanimada, al poco tiempo, firmé los papeles para hacerme una histerectomía.

    Casualidades de la vida, mi vecina Eloïse me habló muy bien sobre la Quiropráctica y los buenos resultados que podia conseguir.

    Decidí probar y me hice los ajustes que el doctor me indicó.

    A los quince días de probar la Quiropráctica ya noté cambios; dormía y trabajaba mejor.

    Pero al mes, ¡ni los médicos ni yo nos lo podíamos creer! tuve una menstruación normal, y lo más sorprendente, a los dos meses ¡estaba embarazada!

    Puedo decir, que la Quiropráctica ha cambiado mi vida y gracias a ella tengo una hija preciosa que nunca había imaginado.

    Antes estaba mal todos los días del mes, ahora sólo algún día que recaigo. En general, me siento de otra manera ; estoy alegre y contenta, por eso en mi familia cada vez nos ajustamos más personas, de momento somos tres generaciones ; mi madre, mi hija y yo.

    Recomiendo a todas las personas que se dejen sorprender por la Quiropráctica como lo hice yo.

  • Francisco

    Me llamo Francisco y tengo 63 años.

    En mi caso, he padecido desde hace mucho tiempo fuertes dolores, pero el más agudo, uno que iba desde la cintura hasta el dedo del pié, y otro, el de las piernas, pero sobre todo en mi pierna izquierda... el dolor era tan fuerte e intenso que no podía hacer mi vida con normalidad.

    Me dolía en todo momento:

    • Al andar

    • Al estar de pie

    • No podía sentarme en ningún tipo de asiento

    • No podía hacer mi trabajo normal, sentado y concentrado

    • Sentía fatiga Cansancio

    • No dormía por las noches

    He perdido dos meses en diagnosticar que los dolores no eran debido al riñón por distintas pruebas que me habían hecho, sino que fue el doctor en Quiropráctica quien lo detectó. Todo venía de la zona lumbar y del nervio ciático, así que empezó a trabajar conmigo.

    Mi mejoría la he ido notando poco a poco desde la 1ª fase y mucho más en poco tiempo.

    Ahora estoy en mi fase de mantenimiento en la que voy una vez a la semana, he seguido todas las indicaciones recibidas, como beber dos litros de agua al día y andar una hora todos los días.

    "Ahora mis dolores están mucho mejor, más soportables por eso sigo acudiendo ajuste tras ajuste para mejorar del todo"

    Tengo más alegría y efectivamente es verdad que la quiropráctica mediante los ajustes de la columna vertebral no alivia solamente los dolores, sino que tiene unos efectos muchos más importantes a nivel del sistema nervioso, al reequilibrarlo he empezado a dormir bastante mejor y debido a mi profesión de escritor tengo más agilidad y mayor resistencia a las dificultades de mi trabajo, como higiene postural y sobretodo mayor concentración.

    La quiropráctica me ha quitado el dolor y me ha hecho mejorar mi rendimiento.

    Por experiencia propia por supuesto recomendaría la quiropráctica a todo el mundo.

  • Adelaida

    Tengo 28 años y desde hace unos 2 años y medio empezó a dolerme mucho el cuello y estaba constantemente mareada. Acudí a mi médico y me dijo que eso era normal por el tipo de trabajo que tenia (trabajo en una oficina y paso muchas horas delante del ordenador), así que me recetó antiinflamatorios y me dijo que me podía tomar 2 ó 3 diarios.

    Meses después los dolores aumentaron y acudí de nuevo, tras hacerme radiografías me dijeron que tenia una rectificación en el cuello pero que mi problema no tenía cura y me recetaron relajantes musculares.

    Entre idas y venidas pasó mucho tiempo y poco a poco mi calidad de vida fue mermando ya que cualquier movimiento brusco me producía dolor, me despertaba a media noche el dolor y no podía descansar bien. El problema se alargó tanto que al final todos los días tenia que tomar pastillas

    Me hablaron de la quiropráctica y de los buenos resultados que daba y buscando encontré la clínica del Doctor Romain Foucaud.

    Desde que vengo mi salud ha mejorado mucho, rápidamente desaparecieron los dolores y ahora ya no tomo medicamentos. Me siento mucho mejor, duermo por las noches y ya no estoy tan cansada como antes y siento que tengo mucha más energía.

    Le estoy recomendando a todas las personas que como yo sufren dolores de cuello o espalda, a acudir a la quiropráctica y a huir de la solución de los medicamentos que muchas veces en este tipo de problemas sólo lo enmascaran.

  • Jesús

    Hola me llamo Jesús y tengo 37 años.

    Tengo una hernia cervical y una hernia discal, desde hace aproximadamente un año y medio padezco un fuerte dolor en el pecho.

    También padecía un gran dolor de estomago, que me provocaba malas digestiones y además, se me dormía el hombro y las manos.

    A causa de estos dolores me encontraba muy mal y no podía dormir, no podía trabajar, no podía hacer nada.

    Acudí a los médicos, especialistas, pero ninguno encontraba nada y unicamente me mandaban medicamentos, antinflamatorios e infiltraciones que no solucionaban mi problema.

    Había oído hablar de la Quiropráctica y ví en la prensa un anuncio de la clinica del Dr Foucaud y acudí a ella en busca de poder solucionar mi problema.

    ¡Y encontré LA solución!

    He realizado mi primera fase y he empezado una segunda fase, y es increíble, casi todos mis dolores han desaparecido, el dolor del pecho ya no esta y ya no se me duerme la mano, no estoy cansado continuamente y duermo muchísimo mejor.

    Así, me ha cambiado todo, estoy más relajado, me encuentro muy muy bien, ya no estoy irritado por todo y trabajo mucho mejor.

    Recomiendo la Quiropráctica a todo el mundo, a cualquier persona que padezca algun tipo de problema parecido al mío.

  • Manuel

    Me llamo Manuel, tengo 58 años. Tenía molestias en todo el cuerpo, causadas por degeneraciones en mi columna vertebral, en las zonas cervical, dorsal y lumbar, todas ellas causadas por una actividad deportiva intensa en los últimos 40 años.

    Fui operado de L4/L5 hace 25 años. En los últimos 5 años, he padecido una irritación constante del nervio ciático, que me causaba un dolor intenso y me impedía caminar más de 100/200 metros sin dolor.

    En mi trabajo utilizo a diario ordenador, por lo que era un calvario terminar cada día sin tomarme varios analgésicos (días de 2/3 pastillas) y además era casi imposible mantener una actividad deportiva de cualquier índole.

    En estos años, he acudido a clínicas, traumatólogos, fisioterapeutas, osteópatas etc... sin conseguir más que paliar momentáneamente los dolores, pero de nuevo volvían en unos días. Francamente estaba desesperado por tener que renunciar a una vida normal.

    Afortunadamente un amigo me ha hablado de la clínica del Dr Romain y para mí fue como una posibilidad más de probar, con la esperanza de que algo me aliviara.

    Por suerte he dado con el sitio adecuado, a mitad de la segunda fase, empecé a notar una gran mejoría que hasta el día de hoy, me permite trabajar con cierta normalidad y tener una actividad física moderada que me hace sentir mejor.

    He tenido sensaciones físico/mentales que ni me recordaba, sensación de bienestar generalizada, sueño profundo comodidad en la cama y sobre todo puedo caminar algunos km.

    Por todo ello, quiero hacer público me agradecimiento al Dr. Romain y su equipo.

    Ha sido en suma, une descubrimiento maravilloso...

    ¡¡¡¡¡¡¡ GRACIAS ROMAIN !!!!!!!

  • Oreto

    Soy Oreto y tengo 48 años.

    Tengo una retrolistesis y llevo con dolor muchos años aunque desde hace dos el dolor se ha pronunciado todavía más.

    Los médicos siempre me han recomendado lo mismo “OPERAR” y un montón de medicamentos.

    Yo estaba desesperada, desquiciada, tenia un dolor increíble , cojeando y además que trabajo de pie se me hacia insoportable.

    Un amigo que acudía a un quiropractico me recomendó que viniera, y ya a la desesperada empecé con mi cuidado quiropractico, y la verdad es que todavía no me lo creo.

    Desde el 3r o 4o ajuste empecé a notar los cambios y me encuentro muchísimo mejor. Antes tomaba un montón de medicamentos y ahora no tomo ninguno, puedo andar sin dolor , estoy menos cansada y me siento con mucha más energía, más activa. Ahora vuelvo a tener ganas de hacer cosas, de leer, de salir...

    La verdad es que la Quiropráctica me esta ayudando mucho y se la recomiendo a todo el mundo.

  • Roque

    Hola me llamo Roque y tengo 32 años.

    Hace unos 10 años tuve un accidente de tráfico, sufrí un latigazo cervical, y desde entonces sufría de dolor de cuello y de unas terribles migrañas.

    Tenía una migraña por semana, cuando me daba esta, me tenía que encerrar en una habitación oscura, sin ruido, con mucho malestar e incluso vómitos.

    No podía ni salir a la calle, me molestaba la luz, los fines de semana eran interminables, siempre tenía que quedarme en casa, pues no me apetecía salir para nada.

    Fui a médicos los cuales me daban tratamientos con pastillas, las cuales me iban mal. Cada vez eran más frecuentes mis jaquecas...

    Hasta que un día, en una feria de Calatayud, mi mujer encontró un folleto sobre la quiropráctica, me lo trajo y yo busqué información por internet.

    Así llegué al Centro Quiropráctico de Torrent, la verdad que un poco excéptico, después de tantos años con migrañas.

    En mi primera visita Romain me apretó en el cuello, me dió una jaqueca, esto me sorprendió muchísimo, pues él pudo provocarme ese dolor que yo siempre tenía...

    Los primeros días de ajustes, la intensidad de mis jaquecas era menor y cada vez se espaciaba más la frecuencia, hasta que ahora por fin puedo salir los fines de semana, tengo mucho mejor estado de ánimo, puedo hacer muchas más cosas, puedo cenar y disfrutar tranquilo, pudiendo beberme una copa de vino sin pensar en el después.

    Lo más importante para mi, es que a día de hoy no he tenido una jaqueca, antes cuando me daban las jaquecas tenía siempre a mano unas pastillas para bajar el dolor, y hoy en día no tengo y hasta tengo una receta por estrenar en casa de estas pastillas.

    Puedo salir con mi mujer y amigos, ir a fiestas e incluso hacer deporte.

    Ahora sigo ajustándome dos días por semana, para ir reforzando más estos cambios y poder así mantenerlos.

    Así que la Quiropráctica me ha cambiado la vida y la recomiendo a todo el que la necesite.

  • Rosario

    Hola me llamo Rosario y tengo 64 años.

    Mis problemas eran varios: mareos, hormigueos, no podía dormir, me dolía la pierna derecha, se me quedaba paralizada y me daban rampas en los dedos, tenía ardor y reflujos, y todo eso desde hacía 6 años.

    Estos dolores me molestaban para todo, no podía andar, por la noche no dormía, me daban rampas continuamente y los mareos me impedían ir en bicicleta.

    Fui al médico y me mandó pastillas para el dolor, y así estuve 5 años.

    Por mi hija conocí al quiropráctico Romain, porque ella iba con su novio desde hacía un tiempo, y les iba muy bien a ambos.

    Y bueno, ahora estoy muy contenta, desde que hago mis ajustes no tengo mareos, ni rampas, estoy más ágil, cuando salgo del centro quiropráctico parece que me haya quitado kilos de encima… Y los cambios los vengo notando desde la mitad de la primera fase, diariamente notaba algún cambio.

    Ahora tampoco tengo los ardores de estómago tan molestos que tenía y ando más ligera.

    La QUIROPRÁCTICA ES EXCEPCIONAL, se la recomiendo a todo el mundo que tenga problemas o que no se encuentre bien.

  • Victoria

    Hola me llamo Victoria y tengo 49 años.

    Desde hace aproximadamente un año tenía mucho dolor de espalda que me bajaba por la parte derecha hasta la pierna.

    No podía subir y bajar del autobús, tenía una pequeña cojera del dolor, dormía fatal, y cuando andaba siempre tenía miedo de caerme, pues me iba inclinando siempre hacia un lado.

    Estuve unos tres meses con tratamientos de pastillas, antiinflamatorios, estos me aliviaban un poco el dolor, pero en cuanto los dejaba volvía a estar igual otra vez.

    Entonces conocí la Quiropráctica por mi amiga Carmen, la cual venía desde hace algún tiempo con su hija y les iba muy bien.

    Y desde que vengo a ajustarme he notado que la espalda ya no me duele tanto, duermo muy bien, me encuentro mucho mejor, estoy más contenta y tengo más firmeza para andar.

    Al principio de los cuidados lo pasé bastante mal, porque me hacía daño, pero en unos dos meses ya estaba mucho mejor.

    Ahora me encuentro muy bien, no me duele la espalda y tampoco las cervicales que a veces me dolían.

    Estoy mucho más contenta, mejor en casa con mi familia, porque al no tener dolores estoy alegre siempre.

    Así que recomiendo la Quiropráctica a todo el mundo pues ajustarse es algo que habría que hacer siempre, de hecho yo sigo mis cuidados cada dos semanas.

  • José

    Hola a todos, soy Jose S. y tengo 81 años.

    Durante 5 años he estado sufriendo dolores que me afectaban de una forma muy intensa en el cuello, rodillas, tobillos... pero sobretodo en el hombro.

    En muchas ocasiones, por causa del desequilibrio, me he llegado a caer al suelo y conforme pasaba el tiempo las caídas eran cada vez más frecuentes.

    Me costaba andar, levantarme, sentarme… hasta dormir, algo tan sencillo y primordial para mi, era imposible.

    Fue entonces cuando pensé que haciendo algo de deporte los dolores desaparecerían, pero no fue así.

    Tampoco las pastillas que me habían recetado consiguieron frenar los dolores.

    Un día un amigo que conocía mi problema me enseñó un anuncio del Centro Quiropráctico, aunque yo no tenía muchas esperanzas , ya que me habían dicho que no había solución, decidí probar con la Quiropráctica.

    Después de estudiar mi caso empecé con los ajustes y poco a poco fui notando la mejoría.

    Al principio me dolía, pero el Doctor Romain me decía : "Aguanta", y menos mal que le hice caso, porque a día de hoy, el hombro ya no me duele, puedo dormir bien como hacía mucho tiempo que no dormía y en general siento que mi salud está 100 veces mejor.

    Antes no me importaba morir, pero ahora tengo más ganas de vivir.

    Espero que mi testimonio sirva para que las personas que acuden al Centro no se desanimen y sigan con el tratamiento porque…

    ¡Realmente merece la pena y funciona!

  • Luis

    Hace un año tenía diferentes síntomas que me hacían sentir estropeado e interiormente algo tonto.

    Es cierto que me sucedieron episodios preocupantes para mi salud; me caí de una escalera al romperse un peldaño y empecé con varias luxaciones de hombro, también se me desencajó la mandíbula en un bostezo… a partir de todo esto; tuve pérdidas de memoria, calambres, fatiga y malhumor.

    Generalmente desconfío de los médicos puesto que trabajo con ellos todos los días, aún así me dijeron que tenía poca resistencia al dolor y eso que yo nunca tomo medicamentos.

    Estaba muy afectado, con vértigos, mareos, apatía y hasta molestias en el sueño.

    Primeramente, ví la publicidad sobre el Centro Quiropráctico en el ADN pero al poco tiempo se me olvidó, menos mal que una segunda vez lo ví en otro periódico y decidí llamar y probar.

    A los pocos ajustes ya estaba más optimista, me sentía más joven y con más ganas de vivir.

    Y con el paso de las sesiones, no sólo he tenido una mejoría general sino que me siento como un adolescente, a veces tengo ideas geniales que antes me era imposible pensar, he ganado mucho en memoria y tengo recuerdos hasta de mi infancia. Antes estaba totalmente bloqueado.

    ¡Casi no tengo dolores, ando largas distancias y voy recto, es como si me oxigenara cada dia!

    ¡no cojo ni el autobús!

    El tema de dormir, como ahora puedo hacer más esfuerzos, me canso más y duermo mejor, aprovecho más el tiempo y tengo más vida.

    A todos mis compañeros de trabajo les he recomendado la Quiropráctica, y especialmente a los que tienen una baja por invalidez.

    Es bueno probar otras cosas mas allá de la Seguridad Social.

Sigue nuestros consejos de salud.

Regularmente vamos dando información a todos nuestros clientes sobre hábitos saludables en nuestros blog. Sigue nuestro blog "Espacio de Salud" y mejora tu salud, o si lo prefieres, también puedes encontrarnos en las redes sociales de Facebook y Twitter